jueves, 6 de diciembre de 2012

Jökulsárlón







Jökulsárlón con sus 200 metros de profundidad y sus 18 km cuadrados es el mayor y más conocido lago de Islandia. Se encuentra en el extremo sur del glaciar Vatnajökull y al sureste de Islandia. La formación de este lago es un claro ejemplo del calentamiento de la Tierra. A principios de 1900 ni existía, en 1934 se empezó a formar y del 1970 a la actualidad a multiplicado por cuatro su extensión en detrimento de los glaciares. En sus aguas se pueden observar focas y diversas aves marinas.

El lago se encuentra comunicado con el océano Atlántico, lo cual es un inconveniente si has cogido agua para beber y lo descubres a la noche dentro del saco.

 Pasar 2 noches en su orilla ha sido mágico.

 Llegamos hacia las 4 ó 5 de la tarde en plena borrasca, montamos la tienda y preparamos la comida entre ráfaga y ráfaga de viento y agua, el resto de la tarde estuvimos dentro de la tienda aguantando. A las 11:30 h. nos despertamos a la vez que la aurora boreal.

 La aurora boreal es un fenomeno producido por el contacto de particulas procedentes de tormentas solares con el campo magnético terrestre.

 Me es imposible explicar como es la aurora, luces verdes, rojas y blancas se mueven por el cielo, aparecen y desaparecen cambiando constantemente de forma. 

 La cámara ¡en su funda! hemos decidido disfrutar y no perder un instante.

 Al día siguiente salió despejado y así estuvo hasta la vuelta, no pudo ser mejor.






















La tienda se portó como una campeona.







Bloques de hielo empujados por el viento acaban en la orilla del lago.







Los icebersg con cenizas negras son mas recientes que los blancos, que desgastados por el agua se han dado la vuelta.
















Otro mundo.








Desembocadura del lago en el océano.








Ejemplo de la fuerza del hielo.
























Estuvimos 3 horas esperando a la aurora boreal. Sacamos unas fotos para poner la camara con los parametros adecuados, pero la aurora no apareció. Al llegar a casa y subir la exposición de la toma descubrimos esta sorpresa.








Playa de Vik, ya de vuelta.







De regreso a Reykjavik paramos en numerosas cascadas. Seljajandsfoss es una de ellas.







Con el Parque Nacional Skaftafell de fondo nos despedimos de Islandia y sus maravillas.





Espero que os haya gustado Islandia tanto como a mi.






















8 comentarios:

  1. preciosas fotos y muy chulo el viaje, en que mes fuisteis?
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fidel. Fuimos el 28 de agosto y volvimos el 12 de septiembre, fueron pocos días pero intensos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que si, disfrutamos muchisimo.
    Gracias Joan, agur.

    ResponderEliminar
  4. Juanjo :

    Muy chulo el "publireportaje". Lástima que no sacarais más auroras, por que esa cosas por aquí me parece como que no....
    El blog también te está quedando chulo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias Iñigo. Las auroras se quedaron en mi cabeza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar