domingo, 15 de enero de 2017

Tierra de Fuego: A través del paso Beban








Pasamos siete magníficos días entre las sierras de Valdivieso y Alvear en la Isla Grande de Tierra de Fuego, Argentina. Fueron días en los que tuvimos que sortear humedales turbosos, nevadas (alguna de ellas copiosas, que nos obligaron a permanecer en el mismo campamento dos días), lluvias diarias, nieblas y vientos... pero también fueron días de aventura, amistad y satisfacción. 

Cuando llegamos a Ushuaia, la climatología hizo que se modificaran nuestros planes iniciales,  el clima aquí es así: incierto y cambiante. No te fíes del magnifico sol que luce en ese momento, puedes estar inmerso en una ventisca quince minutos después. 

Decidimos atravesar la Sierra Valdivieso- Alvear por el paso Beban. El camino estaba sin señalizar y a partir del refugio de madera Cerro Bonete prácticamente desaparece y el avance se complica.
No siempre nos podemos fiar del GPS puesto que los castores modifican constantemente el paisaje con sus presas. 

Tierra de Fuego, territorio todavía indómito. 















Valle Carabajal con la Sierra Valdivieso a la derecha.















Sierra Alvear















Con las torres del Rhino al fondo















Primera nevadica y primer campamento, después de esto siguieron varias nevadas que nos hicieron permanecer en este lugar tres noches.















































El tercer día cuando el sol derritió toda la nieve caída, pudimos comprobar las condiciones del paso Beban.















Al final el tiempo nos dio tregua.















En la zona media del paso Beban.















Cerro Beban.















Naturaleza salvaje.















Arbolado muerto en pie y en el suelo dificultan continuamente el avance haciendo que este sea particularmente lento.















Las lengas ( Nothofagus pumilio) llegan hasta los 600 mts de altitud, después de esta altura el arbolado es sustituido por el matorral antártico.















El bosque es un entramado de árboles vivos y muertos.















Las lengas ( Nothofagus pumilio) son primas de las hayas (Fagus sylvatica)















El bosque ...















nuestra casa.















Incendio devastador próximo al lago Fagnano


































Los castores crean el mismo efecto visual que el incendio.















Presa de una castorera.















Este bosque magallánico está compuesto de tres especies arbóreas principalmente: lenga ( Nothofagus pumilio), ñire (Nothofagus antarctica), guindo (Nothofagus betuloides).































La lluvia nos acompaña a diario, a veces sale el sol, otras nieva.















Aun con ropa técnica acabamos mojados, sobre todo los pies.















Que alivio el refugio Cerro Bonete.















El arbolado por encima de los 600 mts es tortuoso por las condiciones meteorológicas al que está expuesto.















Pero siempre bello.















Cuando veo esta foto en casa me resulta cálida... en fin.































Menos mal que había puente, un verdadero alivio.














jueves, 26 de mayo de 2016

Fritillarias, orquídeas y otras bellezas





















 Narcisus pseudonarcissus















Muscari racemosum














Fritillaria lusitanica














 Polystichum
































 Anemone nemorosa















 Eleocharis















 Veronica chamaedrys















 Eleocharis















 Asphodelus albus















 Gentiana verna















 Dactylorhiza sambucina















Orchis mascula con Fritillaria lusitanica















 Bellis perennis































 Fritillaria lusitanica















 Aquilegia vulgaris















 Eleocharis
















Rubus fruticosus















 Orchis mascula con Fritillaria lusitanica