lunes, 11 de septiembre de 2017

Imparable


   











Imparable... como el tiempo.

Y la primavera se me mezcla con el otoño,
y la niñez con la adolescencia.

Los hielos con las flores,
y las luces con el vendaval.

Así seguimos... pasando,
pasando el tiempo,
tendiendo la colada, sin olvidar los sueños.
























































































































































































































































































































































































viernes, 19 de mayo de 2017

Marrakech














Marrakech es para vivirlo, no se puede explicar con fotografías. 
Porque las fotos no huelen ni tienen sonido. Porque no te dicen el sabor del pan, ni te transmiten la cordialidad de aquel camarero.

Fueron días en los que recorrimos el zoco, visitamos palacios, callejeamos y antes de cenar dábamos una vuelta por la Plaza Jamaa el Fna.

















Preparando el té















La Mezquita Kutubía































La panadería















La plaza Jamaa el Fna















Suk de los herreros































Artista en la Plaza















Cocina bereber














Museo de Marrakech















Suk de los herreros















La Mellah, antiguo barrio judío















Encantador de serpientes















Encantadores de serpientes en la Plaza















Palacio de Bahía















































Palacio de Bahía















Artistas en la Plaza















Plaza Jamaa el Fna















Pastora bereber















Madrasa (escuela coránica) Ben Youssef

















La Mezquita Kutubía

































domingo, 14 de mayo de 2017

Viaje al Sahara











- Marruecos nunca te deja indiferente.... -Me dijo un amigo.



Alguien que no conocemos de nada nos conduce a través de los estrechos callejones de la Kasba de Marrakech hasta el riad que tenemos contratado por Internet, a la una de la madrugada. Este primer contacto con Marruecos fue como una agradable bofetada.

 Al día siguiente comenzaríamos nuestro viaje al Sahara a lo largo del Valle del Draa. En Ait Ben Haddou conocimos a Ali, nuestro guía conductor de la empresa de viajes Sahara Vivo. Ali es saharaui y trató a nuestros hijos como si fueran sus hermanos. No pudimos hacer mejor elección, se portaron con nosotros como lo hacen los amigos.  

Pronto dejamos de hacer preguntas y nos dejamos llevar. Vivencias, ¿que es si no un viaje?. Como cuando recogimos a un joven en el desierto para buscar su caballo, o cuando nos tiramos a vueltas por las dunas, o cuando tomamos te con esa familia nómada en su jaima, o cuando.... fueron tantas.

Nos sentimos siempre bienvenidos.












Kasba de Ait Bem Haddou
















Trabajos de hombres, trabajos de mujeres.















Kasba en el Valle del Draa.















Erg Lihoudi I















Erg Lihoudi II
















Erg Lihoudi III
















Erg Lihoudi IV
















Erg Lihoudi V
















Erg Lihoudi VI
















Erg Lihoudi VII
















Erg Lihoudi VIII
















Erg Lihoudi IX
















Erg Lihoudi X
















M`Hamid















M`Hamid II















En el campamento nómada de verano cerca del oasis.















Oasis















Erg Chigaga I















Erg Chigaga II















Beñat surfeando















Erg Chigaga III















Erg Chigaga IV















Erg Chigaga V















Erg Chigaga VI















Erg Chigaga VII















Erg Chigaga VIII















Hammada con dunas 















Ali, nuestro guía















Palmeral en el Valle del Draa















Pastora de cabras en el Atlas